10 razones para estudiar en un internado en el extranjero

10 razones para estudiar en un internado en el extranjero

¿Por qué optar por un boarding school? Hay muchas razones para decidirse por un programa en internado a la hora de pensar en un año escolar en el extranjero. Las posibilidades que ofrece a nivel académico, deportivo o de actividades extracurriculares, son sólo algunas de ellas. A continuación, os exponemos un total de 10 razones, aunque sin duda la más importante es que en un internado se promueve el esfuerzo a todos los niveles. Los alumnos más cool son aquellos que se preocupan por su formación y por sacar el máximo provecho de su estancia.

Internado en Reino Unido

  1. Profesorado de calidad y especializado. Gran número de estos profesores cuentan con títulos especializados en las materias que imparten. Se caracterizan por ser unos grandes apasionados de aquello que enseñan y de contar con muchas habilidades a la hora de enseñar, siempre desde la motivación.
  2. Clases pequeñas. Las clases son de entre 10 y 15 alumnos, lo que permite aumentar la participación de los alumnos y poder centrarse más en las necesidades de cada uno de ellos.
  3. Formación académica exhaustiva. La amplitud y profundidad de los cursos académicos es notable. Además, la enseñanza es eminentemente práctica y centrada en las particularidades de cada estudiante, lo que permite sacar el máximo rendimiento de cada uno.
  4. Entorno internacional y motivador. Los estudiantes que optan por cursar un año en un boarding school, se encuentran con un entorno de lo más motivador y es que están rodeados de compañeros con los que compartir un mismo objetivo, sacar el mayor rendimiento posible a su año escolar, en todos los aspectos que conlleva (a nivel académico, pero también a nivel cultural y social).
  5. Preparación pre-universitaria. La formación en los internados ofrece una antesala perfecta para estudiar en la Universidad. Los estudiantes aprenden cómo hacer frente a las dificultades del día a día, y a convivir dentro de una comunidad de compañeros que están viviendo una experiencia similar.
  6. Gran variedad de deportes e instalaciones deportivas. La mayoría de los internados cuentan con increíbles instalaciones para practicar todo tipo de deportes: hockey, baloncesto, natación, equitación…
  7. Programas de arte y diseño. La enseñanza en los internados también pasa por una gran variedad de disciplinas artísticas: teatro, danza, música, bellas artes… Muchas escuelas cuentan con museos, galerías de artes y magníficos centros de artes escénicas, además de bandas, orquestas y conjuntos de jazz, que permiten a los estudiantes sacar el máximo provecho a sus talentos musicales.
  8. Bibliotecas y otros recursos. Si por algo se caracterizan los internados es por su extensa trayectoria en el mundo formativo y por la gran cantidad de recursos y libros que acumulan en sus bibliotecas y aulas, siempre accesibles a todos los estudiantes.
  9. Crecimiento personal. En un entorno de estas características, los estudiantes aprenden a ser responsables de sus acciones desde el minuto uno, y es que estos centros se rigen por la disciplina y un código de honor. Una lección para la vida que les proporciona una base sólida para la edad adulta.
  10. Amigos internacionales para toda la vida. La convivencia intensiva durante un año proporciona, sin duda, amigos para toda la vida, y es que quienes viven una experiencia así saben que la experiencia que han tenido y las personas que le han rodeado le marcarán para siempre.

Biblioteca

Entre los destinos para cursar un programa en Internado, están Reino Unido e Irlanda, perfectos para alumnos desde los 8 años, y Estados Unidos, Canadá y Suiza, para estudiantes maduros y con más de 10 años.